martes, 6 de abril de 2010

POEMA

Un pequeño poema que recitaré a la amada de mi corazón que hoy comparto desde el fodo de mi cofre.


Suena el suave murmullo
del solemne tiempo en su rápido pensar,
suaves suspiros nacidos
al solo verte pasar.

Consumiendo el alma
la solemne visión,
al contemplar tu rostro
hermoso y soñador.

Pasa el tiempo
con paciente frenesí,
y mis ojos tienen sed;
tienen sed de tí.

Ojalá el tiempose detuviera
cuando al poner mi mano entre las tuyas
me deleite mirando tus ojos
en una pausa que dure
toda la eternidad.

8 comentarios:

Adán Cortés dijo...

Ay mi buen Alex el talento que te caracteriza, que bueno que puedas compartir con alguien esos momentos, hermoso poema, seguire orando por ti mi amado hermano, fue un guztazo verte en el campa amigo.

Isa dijo...

¡Qué bonito poema hijo mío! Sobre todo me alegro que tengas con quien compartirlo y a quién dirigírselo. Sigue adelante.

Isa dijo...

¡Alex! : Dice tu tía Marcela que estás enamorado, je,je, ¿será?, ja,ja,ja. :D
Besitos, hijo.

Isa dijo...

Oye...estoy esperando el post que me dijiste, ¿qué pasó?
Saludos.

Isa dijo...

¡Feliz año 2011 y a seguir trabajando para el Rey de reyes!!!!
Besitos.

silbador dijo...

Para la gente a la que le interese leer estudios Bíblicos y conocer más acerca de los acontecimientos actuales a la luz de la Biblia visiten:

For people who want to read Bible studies and learn more about current events in light of the Bible go to:

Comunidad de la Biblia
http://www.comunidaddelabiblia.cl
http://www.thebig2012.wordpress.com

Facebook: Comunidad de la Biblia

Sétimo WIIIM dijo...

¡Que bello poema¿ De seguro hará brotar la emoción de los ojos de tu esposa.
Yo escribí un poema cuando estuve atravesando un tiempo en que el ánimo de mi esposa se había vuelto un tanto agrio. Talvés resulte un contraste con tu poema, pero trata del amor en la prueba. He aquí un enlace del poema: http://poesacristiana.blogspot.com/2011/07/mi-amada.html

Isa dijo...

¡Oye, Alex! Te diré lo que le dijeron a Samuel: ¡Ya deja de llorar a Saúl!, ¡tú me entiendes! (a buen entendedor con pocas palabras) Y cuando puedas...¡sé que tienes muchas cosas que hacer! ¡Saca otro post o la última poesía que te escuché!
Un abrazote afectuoso querido hijo.